Una experiencia religiosa

No era para nada "osado" intentar generar un movimiento LGBT en la Universidad Católica. Si bien esto duró muy poco, a pesar de haberse convertido en referencia para una tesis de la universidad de Vassar, California, y de haber llamado la atención de algunas revistas en la web, la idea era salir del doble standard chileno, que en otras palabras se podría traducir como un closet universal de aquello que "somos" vs aquello que "ralmente-somos".

Lo que sí llama la atención y parece osado, es que un pastor, cura o sacerdote admita su homosexualidad ante sus feligreses.

Algo así fue lo que ocurrió con el pastor de la iglesia cristiana estado unidense Jim Swilley, quien admitió su homosexualidad durante uno de sus servicios religiosos.

La misa fue realizada de principio a fin con el propósito de develar, admitir y exponer, ante todos sus seguidores, la verdadera identidad que el pastor había tenido que ocultar durante años en el cargo, por razones obvias, generando una de las salidas del closet más polémicas en lo que va de los últimos años (si bien esto ya había ocurrido con otro religioso en Estados Unidos).

No me cabe duda, que durante años, muchos jóvenes homosexuales de la aristocracia chilena hallan optado por el celibato católico, a modo de "autocastigo" y restricción absoluta de un posible comportamiento indebido para así no manchar el nombre de sus familias respectivas.

¿En qué punto esto se podría relacionar con los casos actuales de pedofilia? sin duda es debate para otro posteo.

Por ahora me queda resaltar la voluntad de este hombre por enfrentar una problemática de la manera más sana que existe: con la verdad.

Si él se atrevió en uno de los escenarios más adversos, me pregunto ¿porqué aún se teme a ese tipo de exposición?

Más allá de salir o no del closet, creo que lo que aqueja aún a nuestro país es ese fastidioso "doble standard de nacimiento".


por Ana Bilés


Escucha la Entrevista de "LESBOH en La Guinda de la Torta"

Visita el Podcast "La Guinda de la Torta"